Your Shopping Cart

It appears that your cart is currently empty!

CONTINUE SHOPPING

Our interview about the Circular Fashion industry in the edgy and independant LIBRA magazine!

Discover our full interview in the Spanish LIBRA magazine about our brand, our insights regarding the Circular Fashion industry and the challenges we are facing to make a reel impact!!! The ACE bag: la sostenibilidad "sporty-chic" desde los deshechos oceánicos Cosmopolitan la citó como “entre las 10 marcas que luchan contra el cambio climático”. Forbes declaró “ACE tote bag – su característica más destacada es su homenaje a la sostenibilidad” y EL PAIS seleccionó sus productos como los más deseados para 2020 recalcando su enfoque ecológico. Estamos hablando de The ACE bag, la marca emergente de bolsos eco-friendly fundada en Madrid en el 2018 por Anna Rieu y Sandra Swinnen. Entrevistamos a las fundadoras, expertas de moda funcional que realizan creaciones innovadoras que moldean una nueva estética de la belleza responsable luchando para el consumo y la producción sostenibles, con el objetivo de generar el menor impacto ambiental, ofreciendo soluciones conscientes hacia el planeta que contesten eficazmente a los diferentes estilos de vida, en el marco de los cánones de las tendencias actuales.  ¡Hola Anna y Sandra! Contadnos sobre el bolso ACE. ¿Qué significa ‘moda con propósito’? La sustentabilidad es el ADN de nuestra marca. Para nosotros, ‘moda con propósito’ significa crear algo hermoso y útil sin comprometer el medio ambiente, transformando los desechos plásticos en productos de moda sostenibles y funcionales. Dado que la producción y el consumo de moda tienen terribles consecuencias ambientales, decidimos que la moda circular era la única forma de sentar las bases de ACE. Se trata de cambiar la forma en que producimos, consumimos y desechamos, pasando de una economía lineal de “tomar, fabricar, desperdiciar” a una circular mediante una producción que utilice el mínimo de nuevos recursos naturales y genere el mínimo de residuos, facilitando la reutilización.  Una curiosidad, ¿por qué este nombre? ACE significa Active Chic Eco, el estilo de vida en el cual creemos, cuyos valores reflejan nuestra herencia. Además, crecimos en Suecia y Bélgica, donde los comportamientos sostenibles, vivir cerca de la naturaleza y los deportes son parte del orgullo nacional. The ACE bag logró llenar el vacío entre lo que es moda y lo que es funcional desde una perspectiva verde, poniendo en el mercado una oferta real dirigida a un target especifico. ¿Creen que tienen una competencia real en el escenario europeo? Cuando lanzamos hace un año, analizamos el mercado y no encontramos competidores que ofrecieran una combinación de bolsos de moda sostenibles y funcionales a la vez y a un precio asequible. Eso es lo que nos motivó a diseñar un bolso para todos los días, tanto para el gimnasio como por el trabajo y los viajes, aprovechando la oportunidad de ofrecer algo verdaderamente diferente con esta combinación única. Hay algunas opciones en el segmento de lujo: Prada y Gucci, por ejemplo, lanzaron recientemente una colección sostenible con ECONYL®, el nylon regenerado que también utilizamos nosotras como material principal de nuestros productos, pero tenemos políticas de precios diferentes. Por supuesto, hay otras marcas que ofrecen accesorios en materiales sostenibles, pero creemos que no son tan funcionales y tan de moda como los de ACE. En el escenario de la moda sostenible, ¿hay cada vez más competencia? ¿Es positivo para la industria o lo ven como una amenaza? Sí, afortunadamente, cada vez más marcas de moda consolidadas están intentando aplicar un enfoque sostenible, uniendo fuerzas con competidores u otras industrias para desarrollar nuevas tecnologías. Este es el caso por ejemplo de Levis y Google, de Walmart+Patagonia, y de iniciativas como la Sustainable Apparel Coalition, o las Better Cotton Initiatives (un colectivo de organizaciones importantes como Adidas, Gap, H&M, IKEA, Oxfam, WWF). Sin embargo, la sostenibilidad es un tema complejo que no contempla una solución única y rápida. Los cambios corporativos son difíciles y requieren tiempo, se necesitan enormes inversiones tecnológicas para reverdecer los procesos productivos y los modelos de negocio de las empresas se basan en el valor económico tradicional, no en el ecológico y social.  Por otro lado, están naciendo siempre más startups de impacto social como ACE. Para nosotros es más fácil construir con los consumidores un discurso transparente y respetuoso hacia el medio ambiente desde el principio, pero la presión de la política económica de la moda low cost es una barrera importante. La cultura del consumidor de “usar y tirar” ha creado la necesidad de velocidad, consumo excesivo y bajo costo, a favor de la industria del fast fashion. Lamentablemente, la sostenibilidad a menudo conlleva un precio minorista más alto que los consumidores aún no están dispuestos a pagar. Entonces, por supuesto, damos la bienvenida a toda la competencia, ¡significa más colaboración posible dentro de la industria, más innovación y más opciones sostenibles para los consumidores! ¿Creen que la tendencia de las empresas a avanzar hacia la sostenibilidad se deba a que el consumidor sea cada vez más consciente de las consecuencias del impacto ambiental? ¿Creen que la responsabilidad de consumo recaiga principalmente en el consumidor o en la empresa que produce? Los consumidores exigen más transparencia y trazabilidad de las marcas, están respaldando movimientos como “Who made my clothes” o “Zero Waste” y quieren saber cuál es el impacto de sus compras en el medio ambiente. En el contexto de la pandemia actual de ansiedad y amenaza climática, quieren sentirse empoderados por sus elecciones, quieren contribuir a un mundo mejor y están impulsando a la industria de la moda en una dirección más “green”. Desafortunadamente, los consumidores tienden a terminar eligiendo opciones más baratas. Como marca, tenemos una gran responsabilidad ya que somos el puente entre la producción y el consumo, influimos en los estilos de vida y los comportamientos del consumidor. Es nuestro deber informar, “educar” y ayudar a los consumidores a tomar mejores decisiones y brindarles las mejores alternativas sostenibles. En este contexto, los gobiernos y la legislación también tienen un papel muy importante que desempeñar a través de incentivos o subvenciones de exenciones fiscales. La moda es una herramienta poderosa para involucrar a los consumidores, concienciarlos e inspirarlos. Sin embargo, para que las personas se involucren es necesario popularizar la sostenibilidad, con lo cual los medios de comunicación tienen que dar más visibilidad a marcas e iniciativas que se mueven hacia la sostenibilidad. También es importante colaborar con influencers relevantes que defiendan valores sostenibles y difundan el “mensaje responsable”, para que los consumidores sean educados a ‘comprar menos, elegir mejor y hacer que dure en el tiempo’, como nos sugiere Vivienne Westwood. Contadnos sobre el enfoque de The ACE bag hacia los nuevos desafíos a los que se enfrenta tanto la industria de la moda como el planeta con respecto a la sostenibilidad. Al tener un modelo de negocio regenerativo, basado en la transformación de residuos en nuevos recursos para la producción de nuevos productos, tenemos que abordar muchos desafíos, uno de los cuales tiene que ver con la idea errónea sobre la moda ética, normalmente considerada como poco glamorosa. Nuestro propósito es hacerla moderna y deseable. Los retos principales a los que nos enfrentamos tienen que ver con la producción, ya a partir con cumplir con los estándares de producción y procesos para garantizar transparencia, trazabilidad y asequibilidad. Además, el desarrollo de productos sostenibles conlleva un proceso complejo y muy largo, a contar desde los proveedores de tejidos y componentes sostenibles que son muy caros y difíciles de encontrar. Otro punto clave tiene que ver con la cantidad adecuada de producción para que se adapte a la demanda de los clientes. Es por eso que también nuestras ventas se basan en sistemas de pre-pedido para algunos modelos con el fin de evitar el exceso de existencias y producir bajo demanda. Asegurar la circularidad también es bastante complejo debido a las inversiones tecnológicas y los procesos necesarios para recuperar el valor de los recursos naturales utilizados para la producción. Por ejemplo, hay que controlar cada paso de la cadena de suministro para salvaguardar la posible “renovabilidad” de la fibra ECONYL®. Por último, hay que tener en cuenta la falta de visibilidad de las compras sostenibles. No hay suficientes tiendas físicas ni online que comercialicen marcas innovadoras y eco-friendly. Las principales plataformas online no ofrecen búsquedas con filtros adecuados, aunque algunas de ellas se estén adaptando progresivamente a esta necesidad, como Net à Porter con “Net Sustain” o Zalando.  El desafío de The ACE bag es hacer que la sostenibilidad sea funcional y esté de moda. ¿Cómo se logra en términos de diseño, tejido y construcción? Nuestros productos tienen diseños y colores clásicos atemporales, pero con un toque deportivo y chic, para adaptarse a cada ocasión diaria, desde las sesiones de gimnasio hasta las reuniones profesionales, desde la oficina hasta las salidas después del trabajo, o simplemente para poner lo esencial para un viaje de fin de semana. De hecho, nuestros bolsos y mochilas son livianos, ofrecen mucho espacio y bolsillos, un compartimento para computadora portátil, un soporte para las botellas, ¡y se pueden lavar a máquina! Utilizamos el hilo ECONYL®, también utilizado por Stella McCartney, Prada, Burberry y GUCCI, y las cremalleras YKK para garantizar la máxima calidad. Además, nuestros productos son elaborados por nuestro fabricante en Portugal para garantizar los mejores acabados.  ¿Qué tipo de residuos usa The ACE bag? ¿De dónde provienen? Utilizamos desechos de nylon a partir de redes de pesca abandonadas llamadas “redes fantasmas” (el mayor contaminante plástico de los océanos) recuperadas por buzos voluntarios de la Fundación Healthy Seas de los mares Mediterráneo, Adriático y Norte. Además, utilizamos restos de telas de molinos y alfombras destinadas a vertederos. Estos residuos se regeneran en un hilo de primera calidad italiana llamado ECONYL®, que es infinitamente reciclable y funciona tan bien como el nylon convencional procedente de la industria del petróleo crudo, que es muy contaminante. ¿Cuál es el proceso para crear tejidos a partir del nylon? Contadnos sobre la elección de los materiales y el proceso creativo. RESCATE DE RESIDUOS Colaboramos con Healthy Seas, una fundación sin fines de lucro que se compromete a limpiar los mares de basura marina, principalmente redes de pesca abandonadas y perdidas, responsables de la muerte y la captura de tortugas, ballenas, delfines y muchos otros animales. Sus buzos voluntarios rescatan esas “redes fantasmas” de los mares Mediterráneo, Adriático y Norte. PROCESO DE REGENERACIÓN Las redes de pesca recuperadas y otros desechos de nylon se limpian, trituran, compactan, embolsan y transportan a la planta de regeneración ECONYL®. A través de un sofisticado proceso de regeneración y purificación, los desechos de nylon se reciclan volviendo a su pureza original. TRANSFORMACIÓN EN HILO ECONYL® Este nylon regenerado italiano es exactamente igual que el nylon virgen y tiene el potencial de reciclarse infinitamente sin perder nunca su calidad, lo que lo convierte en un material circular perfecto. TRANSFORMACIÓN EN TEJIDOS PREMIUM Estos hilos de nylon se procesan y se transforman en tejidos premium en Italia para finalmente ser comercializados a marcas de moda sostenible para crear sus productos. DISEÑO Y PRODUCCIÓN Diseñamos nuestros productos teniendo en cuenta las necesidades y los estilos de vida de nuestros clientes, asegurándonos de ofrecer la combinación perfecta de sostenibilidad, moda y funcionalidad. Luego los sometemos a pruebas para certificar su durabilidad y aceptación antes de producirlos en Portugal, donde nuestro fabricante garantiza un trabajo artesanal de primera calidad.  La circularidad de los materiales es definitivamente el futuro de la moda y jugará un papel clave en la industria. ¿Cómo se logra este objetivo? Reutilizar los residuos posconsumo es una forma eficaz de comprometerse con el modelo de moda circular. Gracias al nylon renovable que utilizamos para nuestra colección, cada bolsa ACE se vende en el marco de nuestro “programa Give Back”, a través de lo cual los clientes pueden devolvernos su bolsa al final de su vida útil y el material se reciclará para rediseñar un nuevo producto. Sin embargo, aún nos queda mucho camino por recorrer para encontrar otros componentes reciclables, como cremalleras, detalles de recortes o componentes metálicos. Nuestro objetivo es ser 100% circular a finales de 2022.  El nylon ECONYL® puede reciclarse infinitamente sin perder la calidad del material. ¿Con cuántos tejidos y proveedores trabajan? ¿Creen que deberían diversificar su cartera de fibras para sobrevivir en el mercado?  Desde nuestro lanzamiento, solo hemos utilizado ECONYL® 100% reciclado y reciclable como material principal de nuestra colección. En ese momento, buscábamos los mejores proveedores de fibras sostenibles en la industria textil; descubrimos este nylon en la flagship de Stella McCartney en Milán y nos sedujo su calidad, durabilidad y resistencia. Contactamos con Aquafil, el proveedor de ECONYL®, un pionero en la industria textil sostenible que ha estado invirtiendo durante años en I+D para crear un Sistema de Regeneración único. ECONYL® es apreciado por las marcas de moda más lujosas, pero también brinda a las pequeñas empresas la oportunidad de diseñar accesorios y prendas de alta calidad. Tienen un sistema de apoyo para acompañar a marcas como nosotros en su viaje sostenible, por lo cual estamos muy agradecidas. Además, hemos construido una relación de confianza con Aquafil y Healthy Seas y nos encantaría desarrollar un vínculo similar con otros proveedores. Con respecto a otras fibras, por supuesto queremos subcontratar otros materiales, pero no es tan fácil encontrar tejidos reciclados y reciclables. Actualmente, por ejemplo, estamos buscando una malla reciclada y reciclable para ampliar nuestra colección y estamos teniendo dificultades para localizarla.  ¿Es más caro producir de esta manera? ¿El coste extra de todo el proceso se refleja en el precio de venta al público? En definitiva, ¿se puede ofrecer moda sostenible a precios asequibles? Dependiendo de cómo lo veas. Desde la perspectiva de los costes ambientales y sociales, no es más costoso ya que estamos privilegiando una estrategia a largo plazo, mejor para el planeta, mejor para las personas. Debería ser un “win-win”. Desde la perspectiva del precio de venta al público, las telas sostenibles son más caras, obviamente, no están hechas para la producción en masa y los procesos e innovaciones tecnológicas requieren más costos. Entonces sí, este coste extra se suma a los costos de producción. Este es el principal desafío aquí, nuestra percepción: los precios de los artículos sostenibles suelen ser más caros, pero sus valores inherentes no son evidentes para los clientes. Nuestro trabajo es convencer a los consumidores de que el futuro del mundo se basa en consumo responsable.  The ACE bag tiene su sede en Madrid. ¿Qué opinan del enfoque de las empresas que operan en España con respecto al reciclaje, existe un mercado para la moda sostenible? España suele tener una mala calificación con respecto al reciclaje, de hecho, todavía está lejos de alcanzar el objetivo de la UE de reciclar el 50% de sus residuos municipales para 2020. Sin embargo, el año pasado, se recicló un 8% más de plástico que el anterior, y hay excelentes marcas españolas sostenibles a la vanguardia: ECOALF es una de ellas y ha sido una inspiración para nosotras.  Están ampliando su negocio con el lanzamiento de The ACE bag en Suecia con la plataforma Green Little Heart. ¿Qué significa para la marca en términos de audiencia internacional? ¿Cómo creen que pueda afectar las ventas? Expandirnos en Suecia es un paso natural debido tanto a nuestros orígenes cuanto al mercado suizo, maduro en términos de producción sostenible. Eso significa que no necesitamos explicar a los consumidores por qué deberían elegir concienzudamente. Por otro lado, el consumidor nórdico es muy exigente y está bien informado, con lo cual es muy difícil impresionarlos. Por esto hay que hacer todo lo posible para ofrecer la máxima calidad. Somos muy positivas sobre el impacto en el crecimiento de nuestro negocio y planeamos entrar en el mercado de otros países del área nórdica en los próximos meses, en particular en Alemania y Reino Unido.  Sobre la concienciación del público sobre el cambio climático y la sostenibilidad, ¿prevén que habrá un mayor cambio de consumo? ¿Cómo se adaptará The ACE bag a las nuevas tendencias? Sí, se está produciendo una transformación en los estilos de vida de los consumidores, y la sostenibilidad se está convirtiendo en un factor importante en sus decisiones de compra. Esperan transparencia en toda la cadena de valor y compromiso de las marcas hacia temas ambientales y sociales. Empiezan a preocuparse más por la calidad que por la cantidad, prefiriendo productos de fabricación local. Con lo cual hay que responder a esos desafíos adaptando nuestro modelo de negocio y nuestro enfoque de marketing. Sin embargo, como ya destacamos, el cambio conlleva una transición lenta que requiere enormes recursos económicos, infraestructuras y tecnologías.  ¿Cómo ha cambiado el escenario de la moda sostenible con la pandemia? ¿Cómo afectó The ACE bag? Por supuesto, la desaceleración económica y el periodo de crisis que estamos viviendo han reducido la cantidad que los consumidores están gastando en moda y el número de personas que compran ropa o accesorios eco-friendly sigue representando solo un nicho de mercado. Por otro lado, estamos más motivadas que nunca a contribuir a la creación de un mundo mejor a través de los valores detrás de los productos que realizamos.   ¿Cuáles son los próximos pasos para The ACE bag? ¿Están trabajando en algún proyecto nuevo en este momento? Sí, tenemos muchas novedades en marcha y se refieren a dos puntos principales. Colección En primer lugar, estamos llevando a cabo colaboraciones interesantes que nos puedan inspirar e involucrar el cliente en nuestro proceso de diseño; entre estas, estamos desarrollando un bolso para hombres con un famoso diseñador de interiores español y estamos colaborando con una glamurosa marca española de ropa deportiva. Además, recientemente completamos también una campaña de crowdfunding en la plataforma estadounidense Kickstarter, y una de nuestras “recompensas” fue ofrecerle a un cliente la posibilidad de diseñar su propio bolso y adaptarlo perfectamente a su estilo de vida: estamos haciendo el prototipo de esta bolsa para “Daniella”, que incluirá nuevas características. En segundo lugar, estamos desarrollando nuevos productos, incluso un modelo más pequeño y asequible para los más jóvenes. Recientemente lanzamos nuestro icónico tote bag con un nuevo estampado de leopardo y una versión de bolso más pequeña para que sea más “urbano”, disponible en 3 colores: leopardo, granate y negro. También disponemos de nuevos neceseres de acabado brillante en negro, malva y leopardo. Distribución y expansión Estamos entrando en el mercado japonés con un distribuidor en Tokio, estamos seguros de que es un mercado perfecto para nuestros productos, dado que la moda nórdica generalmente tiene éxito allí y los consumidores son eco-friendly y más sensibles a temas como el fair trade y el zero waste. También estamos enfocando nuestro lanzamiento en plataformas sostenibles en Alemania, en el Reino Unido y muy pronto en los EE.UU., a través de Cerqular.com, una startup de Los Ángeles, cuya misión es “eliminar el estigma de que la sostenibilidad es ‘earthy’, ‘greeny’ y específica de los hippies”, cambiando la manera en la que compramos online, haciendo que sea popular.  Texto por: Giuditta Simonetta Zollo  Link to the article: